Pilates y sexualidad

Pilates y sexualidad

El Pilates tiene un beneficio añadido a los muchos que conocen ya las personas que lo practican. Tanto hombres como mujeres se encontrarán con la agradable sorpresa de que al practicar Pilates su vida sexual mejorará en muchos aspectos.

Pero, ¿cómo puede beneficiarnos? Sabemos que practicar deporte en cualquier modalidad mejorará nuestra forma física y por tanto nos hará mejorar nuestra capacidad sexual. Si nos encontramos bien física y mentalmente, es mucho más probable que tengamos relaciones sexuales más placenteras. Pero no nos referimos a que el Pilates beneficia nuestra sexualidad de esta manera, que sí lo hace, sino a otros factures que os vamos a descubrir hoy.

 

Beneficios del Pilates

La leyenda sobre Joseph Pilates nos dice que pensó por primera vez en el Pilates mientras observaba a gatos cazando ratones en un campo de prisioneros durante la Segunda Guerra Mundial. La armonía de sus movimientos, su concentración y el control absoluto de sus cuerpos le hizo preguntarse por qué las personas no podían ser así también, y si no sería posible aprender a que nuestro cuerpo y nuestra mente estuvieran en total sintonía.

El Pilates tiene como objetivo el control de nuestro cuerpo y nuestra mente a través de la respiración y ejercicios que fortalecen el core (los músculos profundos de la zona abdominal, lumbar, cadera y suelo pélvico). A través de ejercicios específicos, se consigue controlar la respiración y ser conscientes de nuestro cuerpo y nuestra postura de una forma nueva. Esto consigue múltiples beneficios físicos y mentales en nuestra sexualidad.

 

Cómo mejora el Pilates la sexualidad

El Pilates nos ayuda a liberar serotonina, creando una sensación de bienestar que ayuda a relajarnos y concentrarnos. El aumento de sensibilidad conseguido será uno de los beneficios del Pilates en la sexualidad.

Aprender a controlar la respiración aumenta la oxigenación en sangre, lo que contribuye también a mejorar la sexualidad. Mientras que las zonas que se consiguen fortalecer con los ejercicios de Pilates son las que suponen la base central de nuestro cuerpo: el core.

Sabiendo que el sexo puede implicar una actividad física intensa, el control del cuerpo y la elasticidad que se alcanza, permite disfrutar de un mayor abanico de posibilidades que quizá estuvieran fuera de nuestro alcance antes de practicar este deporte.

Fortalecer los músculos centrales, en especial los del suelo pélvico, ayudan a mejorar la calidad de los orgasmos. Distintos estudios han demostrado que fortalecer el suelo pélvico mejora los problemas de pérdida de orina. De forma accidental, descubrieron también que esos mismos pacientes mejoraron la calidad de sus relaciones sexuales. Al fortalecer los músculos de los haces pubococcígeo, iliococcígeo y puborrectal, se conseguía un mayor placer y el aumento de la duración de las relaciones sexuales.

En las mujeres, el mayor control sobre el suelo pélvico ayuda a solucionar problemas para conseguir llegar al orgasmo, mientras que, para los hombres, el mayor control del suelo pélvico ayuda a tener un mayor control, incluso frente a problemas de eyaculación precoz.

Entre los ejercicios que se realizan en Pilates que pueden mejorar tu sexualidad, se encuentran los que trabajan la anteversión y retroversión de la pelvis, por supuesto los ejercicios de Kegel, los ejercicios que activan el músculo transverso profundo abdominal y los ejercicios de glúteos y aductores entre otros.

¿Quieres saber más? No dudes en consultarnos, y si quieres empezar ya a mejorar tu vida sexual, comienza a practicar Pilates. En muy poco tiempo notarás los beneficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *