El Pilates para deportistas de élite

pilates para deportistas

El Pilates se ha utilizado como metodología de entrenamiento para deportistas desde su creación. El Pilates ofrece encontrar un mayor equilibrio y conexión entre la mente y el cuerpo, mayor fuerza del core y mayor resistencia a través del control de la respiración, que son algunos de los objetivos principales de los deportistas de élite.

El primer ejemplo de la aplicación práctica en el deporte de élite se dio entre los bailarines de ballet. El ballet es un claro ejemplo de la necesidad de encontrar el control absoluto del cuerpo, aunando flexibilidad y fuerza en movimientos medidos milimétricamente para mostrar harmonía y expresividad de sentimiento. Fueron precisamente estos bailarines y bailarinas de ballet los que mantuvieron el auge del Pilates durante muchos de sus 100 años de existencia, creando sus propios centros de entrenamiento de Pilates en los Estados Unidos.

Una de las aplicaciones prácticas del Pilates incluye la prevención de lesiones. Esto hace, de forma inmediata, muy atractivo el Pilates entre los deportistas de élite. La elasticidad y el fortalecimiento de los músculos profundos del cuerpo (el core) permiten a estos deportistas mantener un cuerpo equilibrado que evita lesiones por descompensaciones musculares y falta de elasticidad. Por ello el Pilates no es solo compatible con otros deportes, sino que es un complemento muy conveniente. Es por esto que cada vez se incluye más en los planes de entrenamiento de los deportistas. En el ciclismo, el tenis, el fútbol y el baloncesto, entre otros, es ya parte fundamental de la preparación física.

 

El Pilates y el fútbol

Siendo como es el deporte rey en España, el fútbol cuenta cada vez más con el Pilates como parte de la rutina de la preparación física. Pero esto no es necesariamente nuevo. Raúl, el mítico jugador del Real Madrid, comenzó su carrera muy joven, lo que le ocasionó lesiones y descompensaciones musculares al no estar su cuerpo desarrollado ni preparado para la intensidad de sus entrenamientos. Cansado de sus lesione, en 2007 se apuntó a clases de Pilates para ganar elasticidad y subsanar sus problemas crónicos de espalda. Raúl lo utilizó para mejorar su entrenamiento, y todos sabemos que su etapa final como futbolista fue magnífica bien entrada la treintena.

Otros futbolistas aficionados al Pilates incluyen a Joaquín, jugador del Betis, que añade el Pilates como complemento al entrenamiento con su equipo; o Puyol, que lleva años practicándolo y que le permitió alargar su carrera a pesar de las constantes lesiones.

Pero no son solo jugadores puntuales los que incorporan el Pilates a sus entrenamientos, el entrenador del Atlético de Madrid, Simeone, hace años que integró el Pilates en sus entrenamientos de los músculos del core, fundamentales en los esprints y otros movimientos explosivos del fútbol, para conseguir la intensidad que es característica de su equipo.

El Pilates y el baloncesto

El baloncesto es otro deporte donde los jugadores profesionales también se benefician del Pilates. Como en muchos deportes, el baloncesto desarrolla solamente algunos músculos al realizar movimientos de forma asimétrica. El tenis es un ejemplo también muy claro de deporte asimétrico.

Esto hace que algunos músculos se potencien, mientras otros se pueden debilitar o inhibir, lo que puede provocar lesiones crónicas de difícil solución.

Conseguir el equilibrio entre los músculos que estabilizan el cuerpo y los que se utilizan para el movimiento, es una de las bases del Pilates.

Los responsables de la formación física de los jugadores de baloncesto entienden este problema y son cada vez más los que animan a sus jugadores a practicar Pilates, consiguiendo no solo evitar lesiones, sino aumentar el rendimiento y la resistencia tanto por el trabajo muscular como por el de la respiración. Jugadores como Lebron James, Carmelo Anthony, o Kobe Bryant son algunos ejemplos de jugadores que practican Pilates.

¿Eres un deportista y quieres complementar tu entrenamiento con Pilates? Contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *