Consejos para hacer Pilates

Hoy queremos volver a hablar de la iniciación en el Pilates para que aquellos que nunca habéis hecho Pilates pero queréis empezar, podáis hacerlo en la mejores condiciones y sin las dudas normales que solemos tener antes de comenzar cualquier actividad nueva. Estos consejos para hacer Pilates son aplicables para los principiantes, pero también para aquellos que llevan años practicándolo.

El primer consejo es que no tengas prisa en aprenderlo todo en un día. El Pilates requiere un aprendizaje que necesita su tiempo. Debemos aprender los movimientos básicos primero, el control de la respiración y alcanzar una buena elasticidad. Para ello es muy importante que sea un proceso de crecimiento, estableciendo primero una base sobre la que ir aprendiendo.

No sobrecargues tus músculos. Si no has hecho deporte de forma regular, el Pilates, como cualquier otro deporte, debe afrontarse de forma progresiva. Pero debes saber que en una clase de Pilates se va a trabajar y a aprender una nueva manera de entender el cuerpo. Es un deporte exigente que requiere concentración física y mental. En Pilates trabajarás las extremidades y el Core (la musculatura profunda), y aprenderás a respirar de forma consciente. Te sorprenderá lo importante que es la respiración en el ejercicio, y aprenderás a respirar de manera distinta a como lo hacías, oxigenando mejor y de forma más efectiva.

Sé consciente de tu postura, no sólo en clase de Pilates, sino también en tu actividad diaria. En Pilates aprenderás a tener una postura correcta, a ser consciente de todo tu cuerpo. Esto mejorará de forma orgánica tu postura, pero un esfuerzo consciente por tu parte hará que la progresión sea mayor.

Elige clases de Pilates con grupos pequeños. Las clases grandes de Pilates no permiten una atención personalizada por parte del profesor. Recuerda que el Pilates no se aprende en una sesión. Para poder avanzar necesitas concentración y un profesor formado que te guíe en el aprendizaje.

Consejos para hacer Pilates en tu primera clase

¿Qué ropa me pongo? ¿Qué calzado? ¿Qué tengo que llevar? Para evitar estas y otras dudas, ten en cuenta los siguientes consejos para tu primer día de Pilates:

Hidrátate bien y come ligero antes de una clase de Pilates. Vas a realizar un esfuerzo físico importante y no quieres quedarte sin fuerzas ni deshidratarte.

Lleva ropa cómoda que le permita a tu profesor ver la alineación de tu cuerpo y que te dé total libertad de movimiento. La ropa demasiado holgada puede tapar el cuerpo y dificultar esta visibilidad que es fundamental para que nos puedan corregir la postura.

El calzado también es importante. Puedes ir descalzo y llevar unos calcetines especiales para Yoga y Pilates. Son calcetines que llegan a la parte baja del tobillo (para la visibilidad) y que llevan una goma en la suela para evitar resbalarse.

Concéntrate en aprender los movimientos y en controlar la respiración. Todo lo demás vendrá después de aprender los movimientos básicos y a respirar de forma controlada. Te sorprenderá lo que te cansas haciendo solamente estas dos cosas.

¿Tienes dudas? Ven a una de nuestras clases de prueba para que nuestros profesores te inicien en el Pilates. ¡Una vez lo hayas probado no podrás dejarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *